El poder de la gratitud

Os propongo algo. Empecemos desde hoy mismo, desde este momento.

Haced una lista en la que digáis todo lo que podéis agradecer en la vida. Repetidlo mañana, pasado, al otro… No importa si repetís las mismas cosas. Vais a poder comprobar por vosotros mismos las maravillas que creáis en vuestras vidas al encontraros en el maravilloso estado de GRATITUD.    ….. seguir leyendo

 

gratitud

Anuncios

Abuso verbal

El abuso verbal es una cuestión que nos afecta a todos. Es algo tan frecuente que se considera “normal”, aunque la realidad es que no lo es en absoluto. Este arquetipo de violencia se halla en cualquier relación en que uno se siente superior al otro (ya sea padres-hijos, relaciones de pareja o compañeros de trabajo), pero como vivimos en un sistema de valores machista, las situaciones más claras se dan en las relaciones de pareja, en las que el hombre ataca verbalmente a la mujer.

Pistas para detectar el abuso verbal

Tiene muchas formas. Puede ir desde la simple burla hasta los gritos pasando por comentarios descalificativos. Sucede cuando las palabras solamente sirven para destruir al otro, para sentirse superior, para eludir la responsabilidad de algo o para cubrir una mentira.

Desgraciadamente, el hecho de que lo aceptemos viene de un prejuicio cultural: nos han hecho creer que “tenemos que aguantar sólo para que los hijos no sufran”, pero el valor de los abusos es extremadamente alto. Aunque físicamente no quedan huellas, el abuso verbal causa heridas emocionales muy profundas. Las personas que lo padecen tienen la autoestima deteriorada, y los niños que lo perciben crean una mala visión de las relaciones de pareja.

Las mujeres tenemos una capacidad de adaptación tan alta que hacemos como que no pasa nada y aguantamos tales agresiones hasta el punto en que esta violencia pone en peligro nuestra salud mental o física. Llegados a este punto ya no hay nada que se pueda hacer, somos nosotras, las mujeres quienes siempre perdemos; no importa lo amables u obedientes que seamos, siempre terminamos creyendo que en verdad “merecemos” este castigo.

abuso-verbal

A continuación te ofrezco algunos signos que revelan este tipo de violencia. Ya que hay varios, te los daré por puntos:

1.- El sarcasmo. El objetivo del sarcasmo es perjudicar al otro, menospreciar sus logros, sus pensamientos y todo lo que sea característico. Esto es confuso porque llegas a preguntarte cómo una persona tan graciosa puede hacer tanto daño. Si tu pareja hace bromas acerca de ti y esto no te hace gracia, existe abuso verbal. No lo consientas.

2.- “Estás loca”. Cuando le dices a tu pareja que te ha hecho daño, él afirma que exageras, que eres muy sensible o que estás loca. Si le dices que ha hecho algo inadecuado te responde: “yo estoy mal, pero tú estás peor”. Si le dices que no está siendo cariñoso, te acusa de hacerlo quedar como “el malo”. Si no hay forma de que admita su responsabilidad y hace un argumento que te acaba convenciendo de que si hay algo mal es por culpa tuya, hay abuso verbal.

3.- Tienes que tratarlo con pinzas.  La casa, era ese lugar en el que tú y tus hijos os sentíais refugiados, ahora es donde peor te sientes. Tanto los niños como tú intentais pasar fuera el mayor tiempo posible con el fin de evitar o evadir los ataques. Si no puedes estar tranquila ni un momento porque sabes que cualquier error puede ocasionar la cólera de tu pareja, hay abuso verbal.

4.- Del dicho al hecho. El abuso verbal repetido suele acabar en agresiones físicas. Si empieza con palabras pero empieza a golpear objetos o a amenazar con agredir a tí o a las personas que quieres, hay abuso verbal.

5.- Las palabras no sólo son sonidos. Se ha comprobado que el abuso verbal causa dolor físico. Pese a que no lo aceptes sea por el motivo que sea, aunque hagas como que no pasa nada, el cuerpo al final termina mostrándote pruebas, ya sean alergias, enfermedades crónicas… Si notas que en tu relación te sientes menospreciado e inexplicablemente tienes dolencias…. hay maltrato verbal.

El verdadero amor no admite ningún tipo de agresión, nadie tiene por qué aguantar que le desprecien ni le infravaloren. La única forma para evitar este tipo de violencia es poniendo límites y distancia. Pide ayuda, no sientas vergüenza bajo ningún concepto. Nada de lo que el otro diga o haga tiene que ver contigo, solamente con sus inseguridades y con su necesidad de sentirse superior. No vale la pena seguir con una relación violenta. Piensa que no puedes evitar aquello que no controlas, pero sí que puedes parar el impacto que te causa.

Cuando te resistes en prestar atención a lo que la vida te está diciendo, la vida misma hallará la manera de exponer su punto de una u otra forma

Vanessa Arjona

La felicidad de las pequeñas cosas

Aunque parezca evidente, para poder disfrutar de la vida hay que vivir el presente, este preciso momento.

felicidad-en-cosas-pekeñas
Vamos a hacerlo de la mejor manera posible, es muy importante para poder ser felices con lo que se tiene en este momento. Vivimos muy deprisa,  todo es inmediato. Se está perdiendo el valor de los pensamientos y de disfrutar de los buenos momentos. Se nos ha olvidado que para disfrutar de la vida hay que vivir el momento y lo que se está haciendo, por insignificante que parezca.  Ver más…

Compromiso vital

La vida nos transporta, nos empuja hacia delante. Unas veces de manera violenta, otras veces más tranquila… Y en los momentos más difíciles se limita a darnos un impulso para sobrevivir. En cualquier caso, algo en nuestro interior nos pide vivir,  ver más…

compromiso vital-1

La personalidad

Sin personalidad, el carácter puede ser gracioso y hasta interesante, pero a menos que las personas logren identificarse con el personaje, una historia con un personaje sin personalidad no atrapa a la audiencia » Walt Disney

Ver más

personalidad

Crecimiento personal

El crecimiento personal es un plan a largo plazo en el que hay que trabajar constantemente. Es un camino de dolorosas recaídas a la vez de muchos avances positivos. Para que tu camino te resulte mucho más fácil debes tener en cuenta tres elementos importantes.

Conciencia o entendimiento

Observa lo que pasa por tu mente. Fíjate en cuáles son tus preocupaciones y que las origina. Atiende a tus sentimientos y pregúntate por qué los sientes. Es muy importante que te conozcas, obsérvate como si se tratase de otra persona, examínate como si fueras un libro. Contemplate y ‘píllate’ teniendo pensamientos negativos haciendo cosas destructivas. No tienes que hacer nada, ningún cambio, solo observate y observa tu reacción. Cuando el ‘estar pendiente de ti’ se convierta en hábito, los cambios se harán solos.

Hábitos

Hay otra forma de trabajar con tu crecimiento personal y es creando buenos hábitos, tanto mentales como físicos.
Con respecto a tu mente, no la dejes vagando por ahí sin sentido ni rumbo. Piensa que tu cerebro es tu mayor riqueza, así que no lo abandones. Enfócate en planes reales. Concéntrate en leer un buen libro, trágate un buen documental. Intenta tener conversaciones interesantes.
Y con respecto a tu cuerpo, tampoco lo dejes tirado enfrente de la televisión. Levántate del sillón y ve a dar un paseo, haz que te dé el aire.

desarrollo-personal
Herramientas

Lo tercero que tendrías que hacer sería utilizar herramientas para sanear tu mente y tu espíritu, te doy unos ejemplos:
– Técnicas de relajación: Cierra tus ojos, toma aire por la nariz contando lentamente hasta 5, mantenlo 3 segundos y expúlsalo por la boca contando hasta 5. Repítelo unas cinco o seis veces. En seguida notarás una tremenda calma interior.

– Técnicas de autoprogramación: A continuación te ofrezco algunas afirmaciones. Escríbelas en tarjetitas y llévalas siempre contigo, cuando te veas en la necesidad, sácalas y léelas; repítelas mentalmente. Te sentirás mejor y verás que tu vida cambia positivamente.

“Hoy todo va a salirme bien, voy a ser feliz”.
“Me gusta existir”.
“Me llevo bien con el mundo”.
“Mi vida tiene sentido”.

– Lecturas positivas: Afortunadamente existen muchos libros de autoayuda y motivación en los que puedes encontrar consejos, cursos y muchas técnicas para tu desarrollo emocional.

Utiliza estos tres elementos que te ofrezco para tu crecimiento personal. Trabaja poco a poco y verás que en poco tiempo vas a ser esa persona que tanto deseas ser.

Vanessa Arjona

La energía del dinero

El dinero representa un tipo de energía que se muestra a través de él. Cada uno nos relacionamos con el dinero de una manera característica. Entenderlo nos puede facilitar el camino hacia el bienestar.

Como decía Quevedo: “poderoso caballero es Don dinero” Y es que… ¡la cosa viene de lejos!

Es un tema complicado que nos afecta a todo el mundo. En él se concentran ideas preconcebidas, necesidad, tabúes, rencores, avaricia y un gran etcétera de temas tanto personales como sociales.

En nuestro país hablar de dinero cuesta mucho. Si hablamos con un americano, seguramente que su sueldo sea una de las primeras cosas que nos cuente. De hecho si alguien les parece atractivo utilizan esta expresión: “you look like a millon bucks!” (“¡pareces un millón de dólares!”) En Estados Unidos el dinero es algo de lo que se sienten muy orgullosos, no tienden a ocultarlo.

Yo soy – o era – de las personas que pensaba que sin dinero no se podría vivir, y digo era porque acabo de ver la experiencia de Heidemarie Schwermer y creo que ese concepto me ha cambiado…

No tenemos por qué llegar a ser extremistas, pero sí que sabemos que podríamos vivir perfectamente aumentando los intercambios y usando menos el dinero.

RECELO ANTE EL TRIUNFO

Tenemos muy grabado eso de que el dinero es algo sucio, que está más cercana a la honestidad la pobreza que la riqueza. Dudamos de aquel que gasta o gana mucho, “seguro que detrás hay algo inmoral”.

El triunfo se mira con desconfianza en nuestra sociedad, no conseguimos comprender que alguien con gran esfuerzo y voluntad consiga crear riqueza. La verdad es que tenemos una larga historia social de picaresca, y quizá de ahí vengan nuestras dudas. Esta no es el país del “sueño americano”, tenemos distintas prioridades.

Pero, ¿quién no quiere tener más dinero? No tenemos más que observar el dineral que gastamos en loterías y juegos de azar. Somos referencia mundial en eso. Queremos dinero para nuestros hijos y seres queridos. De hecho más que riqueza, les deseamos prosperidad, que tiene que ver con algo más interno, sentirse bien con la vida y avanzar con los proyectos personales. No siempre hay conexión con el dinero: hay personas que tiene mucho dinero y son muy pobres de espíritu, y pobres en una situación semejante. La pobreza no confirma ser buena persona. Y al revés: Lo mismo hay ricos con almas grandes y muy generosos, y pobres que lo poco que tienen lo comparten.

HACER CRECER LO QUE SE TIENE

¿Te acuerdas de la parábola de los talentos? El talento era la moneda de aquellos tiempos. Según la parábola, si se usan los talentos que se tienen de manera constructiva, si los usamos para mejorar tanto interior como exteriormente, nos sentiremos bien. Si somos tacaños o enterramos lo que tenemos, nos terminamos frustrando, nos empobrecemos.

La riqueza interna es la primera que debe evolucionar. Si vivimos con entusiasmo se moverá nuestra energía de manera natural y conseguiremos abrirnos puertas. Pero tenemos que darnos cuenta de lo que ya tenemos. Conocernos a nosotros mismos y también los bienes con que nacimos. Pero esa riqueza debe transformarse en bienestar material y anímico.

Si no conseguimos vivir de lo que nos gusta es porque nos gusta algo muy complicado de expresar o porque no lo estudiamos bien del todo. Lo que también puede pasar es que escojamos vivir de otra cosa y dedicar eso que tanto nos gusta a momentos de ocio. Lo perfecto sería ganar dinero con algo que nos estimule, aunque tengamos otras preferencias. Lo que importa es aprovechar nuestros “talentos”.

LÍMITES PARA LLEGAR LEJOS

En algunos lugares, como en Francia, hay “programas” para personas endeudadas donde les ayudan de manera personalizada a mejorar su situación y lo primero que les enseñan es a destruir su tarjeta de crédito.

No es lo mismo pagar 10 euros con un billete que 50 con tarjeta. Mucha gente no consiguen valorar el dinero que no ven. Con la tarjeta gastan más de lo que pueden y su vida se vuelve un martirio. Sin embargo, si tienen que pagar con dinero se controlan más.

Si se quiere triunfar con el dinero, lo primero es saber administrar. Algunos dicen que el dinero es energía, pero como tal precisa un cauce.

EL DINERO EN LA PAREJA

Dentro de la pareja la economía es un tema complicado. A veces se miente y se ocultan gastos para evitar peleas.

El control de gastos, en qué invertir, el ahorro… es algo que se debería hablar al principio de la relación. La mayoría de las veces esto no sucede y comienzan una vida en común sin tocar estos temas. No es tan fácil sumar sueldos. Ser pareja y a la vez autónomo decidiendo adecuadamente requiere un tiempo de meditación y acuerdos.

Manifestar los miedos, inseguridades, las necesidades propias deja que la pareja se conozca en esta actitud básica. Hay que fijar el proyecto común y los personales para que así se puedan evitar muchos problemas.

EN TIEMPOS DE CRISIS

En los momentos duros se deben poner en marcha todos los recursos personales. Si lo que se quiere es sacar adelante un proyecto, tiene que ser algo que motive. Sólo de esta manera podrá tenerse la suficiente energía para no venirse abajo y seguir y buscar otros caminos hasta dar con el “bueno”.

Aquellos que han conseguido realizar sus sueños se han tenido que enfrentar a momentos muy duros. La actual crisis nos acerca a tener que atravesar momentos de inseguridad, cambios, pérdida de trabajo… Esto crea desconfianza y miedos. Pero no nos tenemos que desanimar ¡debemos seguir soñando!

Nunca hay que olvidar que el dinero también es fuerza, vida, creatividad, energía de crecimiento. Usémoslo para así ser prósperos, pero sin llegar a obsesionarnos.

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, si no en disminuir tu codicia.Epicuro.

Vanessa Arjona, aplicaciones iphone para desarrollo personal.

Anteriores Entradas antiguas