Crisis de pareja, ¿cómo superarla?

En toda pareja existen las discrepancias, pero hasta cierto punto. Algo muy complicado de superar son las crisis. Sería estupendo poder madurar y crecer juntos, encontrando la mejor manera y la forma más constructiva de hacer las cosas.

Los principales motivos, y más comunes, de peleas de pareja suelen ser los celos, la infidelidad y la irresponsabilidad de los quehaceres. Un novio (o un marido) que no colabora en las tareas del hogar y la crianza de los hijos supone mucha carga para la mujer. Con lo que cualquier mínima cosa, por simple que sea, puede desembocar en pelea. No se puede vivir con tanto estrés y se suele explotar con quien está más cerca, que suele ser la pareja.

crisis-de-pareja-soluciones

“El amor es un punto de acuerdo entre un hombre y una mujer que están en desacuerdo en todo lo demás”

La solución no es callar. Es la manera más negativa y solamente acarrea consecuencias. Pero lo peor es el daño a los hijos: ellos mismos se crearán un rol negativo de las relaciones de pareja que, evidentemente, les afectará en su futuro.

En una buena relación, son los dos quienes ceden y se apoyan mutuamente. Hay que reconocer que cada uno es responsable de su vida y que cada uno debe hacer lo que le corresponde, que las obligaciones si son compartidas, son más llevaderas. Que los hijos son de los dos. Que para que una familia funcione, deben esforzarse los dos. Que si hay respeto y comprensión , los problemas se superan antes de que la solución se pueda escapar de las manos. Que habiendo apoya, voluntad y disposición de parte de los dos, los problemas igual que vienen se va.

responsabilidades-compartidas

“Muchos matrimonios serían felices si tanto el marido como la mujer entendieran que están en el mismo bando”.

Siempre que predomine el amor y los dos tengan los mismos pensamientos y deseos en la vida, es muy bueno pedir ayuda (profesional o familiar) si es necesario para poder poner soluciones. Es muy importante saber que buscar ayuda no es malo, ni mucho menos debe avergonzarnos. Es justo todo lo contrario, hacerlo nos muestra que valoramos mucho nuestra relación. Esta ayuda externa nos puede ayudar a llegar a convenios que beneficien esta parte tan importante nuestra, como lo es la familia.

reconciliación-de-pareja

“Pedir ayuda no tiene nada de vergonzoso, hacerlo es de valientes porque indica que valoramos nuestra relación”

Anuncios