Abuso verbal

El abuso verbal es una cuestión que nos afecta a todos. Es algo tan frecuente que se considera “normal”, aunque la realidad es que no lo es en absoluto. Este arquetipo de violencia se halla en cualquier relación en que uno se siente superior al otro (ya sea padres-hijos, relaciones de pareja o compañeros de trabajo), pero como vivimos en un sistema de valores machista, las situaciones más claras se dan en las relaciones de pareja, en las que el hombre ataca verbalmente a la mujer.

Pistas para detectar el abuso verbal

Tiene muchas formas. Puede ir desde la simple burla hasta los gritos pasando por comentarios descalificativos. Sucede cuando las palabras solamente sirven para destruir al otro, para sentirse superior, para eludir la responsabilidad de algo o para cubrir una mentira.

Desgraciadamente, el hecho de que lo aceptemos viene de un prejuicio cultural: nos han hecho creer que “tenemos que aguantar sólo para que los hijos no sufran”, pero el valor de los abusos es extremadamente alto. Aunque físicamente no quedan huellas, el abuso verbal causa heridas emocionales muy profundas. Las personas que lo padecen tienen la autoestima deteriorada, y los niños que lo perciben crean una mala visión de las relaciones de pareja.

Las mujeres tenemos una capacidad de adaptación tan alta que hacemos como que no pasa nada y aguantamos tales agresiones hasta el punto en que esta violencia pone en peligro nuestra salud mental o física. Llegados a este punto ya no hay nada que se pueda hacer, somos nosotras, las mujeres quienes siempre perdemos; no importa lo amables u obedientes que seamos, siempre terminamos creyendo que en verdad “merecemos” este castigo.

abuso-verbal

A continuación te ofrezco algunos signos que revelan este tipo de violencia. Ya que hay varios, te los daré por puntos:

1.- El sarcasmo. El objetivo del sarcasmo es perjudicar al otro, menospreciar sus logros, sus pensamientos y todo lo que sea característico. Esto es confuso porque llegas a preguntarte cómo una persona tan graciosa puede hacer tanto daño. Si tu pareja hace bromas acerca de ti y esto no te hace gracia, existe abuso verbal. No lo consientas.

2.- “Estás loca”. Cuando le dices a tu pareja que te ha hecho daño, él afirma que exageras, que eres muy sensible o que estás loca. Si le dices que ha hecho algo inadecuado te responde: “yo estoy mal, pero tú estás peor”. Si le dices que no está siendo cariñoso, te acusa de hacerlo quedar como “el malo”. Si no hay forma de que admita su responsabilidad y hace un argumento que te acaba convenciendo de que si hay algo mal es por culpa tuya, hay abuso verbal.

3.- Tienes que tratarlo con pinzas.  La casa, era ese lugar en el que tú y tus hijos os sentíais refugiados, ahora es donde peor te sientes. Tanto los niños como tú intentais pasar fuera el mayor tiempo posible con el fin de evitar o evadir los ataques. Si no puedes estar tranquila ni un momento porque sabes que cualquier error puede ocasionar la cólera de tu pareja, hay abuso verbal.

4.- Del dicho al hecho. El abuso verbal repetido suele acabar en agresiones físicas. Si empieza con palabras pero empieza a golpear objetos o a amenazar con agredir a tí o a las personas que quieres, hay abuso verbal.

5.- Las palabras no sólo son sonidos. Se ha comprobado que el abuso verbal causa dolor físico. Pese a que no lo aceptes sea por el motivo que sea, aunque hagas como que no pasa nada, el cuerpo al final termina mostrándote pruebas, ya sean alergias, enfermedades crónicas… Si notas que en tu relación te sientes menospreciado e inexplicablemente tienes dolencias…. hay maltrato verbal.

El verdadero amor no admite ningún tipo de agresión, nadie tiene por qué aguantar que le desprecien ni le infravaloren. La única forma para evitar este tipo de violencia es poniendo límites y distancia. Pide ayuda, no sientas vergüenza bajo ningún concepto. Nada de lo que el otro diga o haga tiene que ver contigo, solamente con sus inseguridades y con su necesidad de sentirse superior. No vale la pena seguir con una relación violenta. Piensa que no puedes evitar aquello que no controlas, pero sí que puedes parar el impacto que te causa.

Cuando te resistes en prestar atención a lo que la vida te está diciendo, la vida misma hallará la manera de exponer su punto de una u otra forma

Vanessa Arjona

Anuncios

La felicidad de las pequeñas cosas

Aunque parezca evidente, para poder disfrutar de la vida hay que vivir el presente, este preciso momento.

felicidad-en-cosas-pekeñas
Vamos a hacerlo de la mejor manera posible, es muy importante para poder ser felices con lo que se tiene en este momento. Vivimos muy deprisa,  todo es inmediato. Se está perdiendo el valor de los pensamientos y de disfrutar de los buenos momentos. Se nos ha olvidado que para disfrutar de la vida hay que vivir el momento y lo que se está haciendo, por insignificante que parezca.  Ver más…

Compromiso vital

La vida nos transporta, nos empuja hacia delante. Unas veces de manera violenta, otras veces más tranquila… Y en los momentos más difíciles se limita a darnos un impulso para sobrevivir. En cualquier caso, algo en nuestro interior nos pide vivir,  ver más…

compromiso vital-1

La personalidad

Sin personalidad, el carácter puede ser gracioso y hasta interesante, pero a menos que las personas logren identificarse con el personaje, una historia con un personaje sin personalidad no atrapa a la audiencia » Walt Disney

Ver más

personalidad

Punto y final

Uno de los problemas ortográficos de la vida es no saber poner punto y final.

Uno no puede llegar a la edad adulta sin que antes haya habido algún otro punto final y sin que se haya desarrollado una conciencia provechosa.

Si no ponemos punto final a propósitos deshechos nunca o podríamos dar comienzo a todo lo nuevo que nos da esa increíble sensación de satisfacción.

Sé que es muy complicado y difícil poner ese punto final, pero es muy necesario. No hay que olvidar que la vida es un camino muy largo y muchas veces nos vemos ante encrucijadas de las cuales no sabemos qué camino tomar.Decidimos tomar un camino pensando qué pasaría si hubiésemos tomado uno de los otros. Y constantemente nos vemos en esa situación, de forma que así hacemos nuestra vida, tomando elecciones. Unas veces nos equivocamos, otras acertamos. Pero lo que sí que es cierto es que hay que poner punto y final a determinados episodios de la vida, para poder crear nuevos.

punto-final

Emprender un camino nuevo, siempre da un poco de miedo. Miles de dudas nos asaltan. Pero ese miedo hay que superarlo, porque nunca se sabe qué puede pasar, qué nos aguarda la vida. Puedes encontrarte con algo espectacular o por el contrario, te puedes encontrar con algo decepcionante. En cualquier caso, la vida te cambiará.

Como te comenté en una ocasión, la fase de superación de una ruptura es un duelo, con lo que hay que vivirlo tal cual. El tiempo pone todo en su lugar, así que lo mejor es dejarle que haga su trabajo. Pero mientras tanto hay algunas cosas que tú puedes hacer:

Buscar a tus amigos de siempre, salir de casa, leer un buen libro, deshacerte de recuerdos, ir al gimnasio, no deprimirte, llora y entra en ti misma, no vallas a los sitios que ibas con él, no lo busques, vuelve a creer en el amor, esfuérzate en tu trabajo, habla con tu abogado para que te aconseje de lo que es mejor para ti y tus hijos.

Pero sea como sea pon punto final al pasado y VIVE!!

Si vas a llorar que sea de alegría, si vas a reír que sea con muchas ganas, si vas a soñar que sea en grande”.

El abuso psicológico.

¿Quieres saber qué es el abuso psicológico? ¿Dónde da lugar, dónde ocurre? ¿Cómo puedes reconocerlo? ¿Quieres saber si necesitas ayuda?

Cuando pensamos o hablamos de maltrato a la mujer, lo primero que nos viene a la cabeza es el maltrato físico, pero hay otro tipo de maltrato que, desgraciadamente, muchas mujeres hemos padecido. Se trata del maltrato psicológico o emocional. Aquí vamos a aprender a reconocerlo.

¿Qué es el abuso emocional?

El abuso emocional implica todo comportamiento, verbal o no, que afecta de manera negativa al bienestar psicológico de una persona.

¿Dónde da lugar, dónde ocurre?

Suele ocurrir en parejas/matrimonios, padres/hijos, hacia los ancianos y generalmente en todo lugar donde haya diferencia de poder.

¿Cómo puedes reconocerlo?

La persona que te maltrata, puede tranquilamente…

  • Ignorar tus sentimientos.
  • Ridiculizarte en todo lo que más valoras tú, como pueden ser tus creencias, habilidades, edad, etc.
  • Ridiculizarte por tu raza, religión, clase social, idioma, etc.
  • No aprueba nunca nada de lo que haces, no da una muestra de aprecio jamás.
  • Insultarte, gritarte, criticarte continuamente.
  • Humillarte ya sea en público o no.
  • Nunca hará nada por llegar a un acuerdo contigo.
  • Se negará a que trabajes, llevará el control del dinero y será quien tome todas las decisiones.
  • Hará todo lo posible por despegarte de todas tus amistades y familiares.
  • Continuamente te amenaza con irse o, en su defecto, te exige que te vayas.
  • Te maneja y utiliza solamente a base de mentiras y contradicciones.
  • Te amenaza.
  • Te intimida solamente con expresiones faciales o posturas corporales.
  • Te acusa de infidelidad.
  • Su lenguaje será sólo referido al sexo.
  • A los niños o las mascotas de la casa las acusa verbalmente.

violencia-de-genero
A consecuencia de todo esto tus sentimientos solo pueden ser los siguientes:

  • Sientes que no vales para nada, te sientes inútil.
  • Te ves dependiente de esa persona.
  • Estás confundida.
  • Te sientes triste.
  • Estás enfadada contigo misma y con el mundo entero.
  • Te ves aislada.
  • Sientes que tu propia vida no te pertenece, crees que no tienes control sobre la misma.

Y ahora te preguntarás cuáles pueden ser los motivos, pues bien aquí te lo explico:

Una persona puede abusar de otra solamente por control. Lo más probable es que sean ellos quien no tienen confianza en sí mismos y se vean inferiores e impotentes a los demás, por eso su ira la descargan a cualquier persona que esté cerca suyo. A veces pasa que durante su infancia abusaron de ellos, pero no siempre es ése el motivo. También puede ser que el rol de macho-hembra haga de las suyas, es decir, la mujer está vista como una propiedad, la cual primero debe obedecer al padre y después a su pareja. Hay países en los que el abuso emocional o el maltrato psicológico está visto como un crimen.

abuso-psicológico

¿Qué puedo hacer?

Este tipo de abuso suele permanecer y es muy difícil para la víctima darse cuenta de lo que está pasando, porque lo consideran “normal”.

¿Me puedo enfrentar a esto?

Por supuesto que sí! Te diré, incluso, que yo lo hice. Mira cómo puedes hacerlo tú:

  • Aunque te haya quitado todas tus amistades, espero que aún te quede alguien de mucha confianza con quien puedas hablar y preguntarle, en el caso de que no sepas o tengas tus dudas de si te sucede o no ésto.
  • Es muy normal que a consecuencia de tu dependencia a él, sientas que las personas que intentan ayudarte te incomoden o pierdas la confianza en ell@s.
  • Cada día recuerda que tienes derecho a vivir sin abuso.
  • Date a ti misma mensajes positivos del tipo: “Soy buena persona y merezco que me traten como tal”.
  • Haz actividades que te animen y te fortalezcan a demás de disfrutar.
  • ¿Qué le dirías a una amiga que estuviera en tu situación?
  • Como sé que económicamente dependes de él, intenta buscarte un trabajo y para poder tener tu propia independencia económica, incluso te diría que tuvieses una cuenta aparte en la que puedas ahorrar, por si acaso.
  • Te aconsejo que siempre tengas algo de dinero ahorrado y números de teléfono por si se da el caso de que tengas que salir de imprevisto.

¿Necesito ayuda?

Si te pasa algo de esto, irremediablemente necesitas ayuda.

  • Te preguntas si estás loca.
  • Le tienes miedo, no expresas tus opiniones y, si lo haces, no lo haces libremente.
  • Le tienes miedo a todo el mundo, procuras aislarte para no ver a nadie.
  • A la hora de hablar de algo, primero miras y examinas minuciosamente el estado de ánimo de él.
  • Cuando estás con otra gente tienes muchísimo cuidado y estás totalmente vigilante cuando él está.
  • Pides permiso para todo: para salir con amigos, gastar dinero…
  • No confías en ti misma, y piensas que todo (incluso lo que antes hacías bien) te va a salir mal. Te has vuelto negativa, notas que estás atrapada, te ves impotente para todo.
  • Notas a tus hijos distintos, ves que están siendo afectados de manera negativa. Notas que se aíslan, tienen pesadillas, les va mal el colegio…
  • Lo único que espero es que ninguna de vosotras esté pasando por esto… por propia experiencia sé lo que es. Desgraciadamente, sé que más de una os sentís identificadas.

ES HORA DE TOMAR EL CONTROL DE TU VIDA, TOMA IMPULSO Y ADELANTE!!

¿Por qué termina el amor?

¿Por qué estás con tu pareja? ¿Qué te une a él? Si la relación terminase, ¿qué pasaría? ¿Tiene él que ver con tu felicidad? Cuando discutís, ¿que ganais? ¿De qué manera le demuestras que le aceptas tal cual es? ¿Podrías hacer algo para mejorar tu relación?

A todos nos gusta amar y sentirnos amados, pero muchas relaciones acaban convirtiéndose en rutina, conflicto y sufrimiento. Aunque haya buenas intenciones, son muy pocas las parejas que consiguen mantener el amor con el paso del tiempo.

¿Porqué las relaciones son tan complicadas? ¿Por qué duelen tanto? ¿Por qué se acaba el amor? Cada vez hay más expertos que aseguran que, aunque te pueda parecer duro, “nunca existió tal amor”, así lo dice la experta Louise L. Hay, autora de Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti. “Si bien al principio lo confundimos con el enamoramiento, más adelante volvemos a equivocarnos, creyendo que el amor es el sentimiento amoroso“, confirma.

amor-terminado

Para que una pareja se rompa hay muchos motivos: “ya no le quiero”, “me ha sido infiel”, “no estoy enamorado”, etc. Pero lo más frecuente es que al menos para uno de los dos, el amor ha terminado.

Toda relación tiene distintas fases. En este caso hablaremos del enamoramiento y el amor:En la fase de enamoramiento destaca la pasión, sentimos que somos plenamente felices gracias a la otra persona, tenemos ganas de estar siempre en su compañía… Pero enamorarse es “disfrazar al otro con lo que nosotros necesitamos”… Y eso es un engaño para nosotros, y para el otro una exigencia abusiva.

Aunque también hay que decir que no hay duda de que enamorarse sienta de maravilla. Cuando nos enamoramos nuestro organismo segrega más adrenalina y noradrenalina, cosa que puede durar como mucho dos o tres años. En cuanto el “subidón hormonal” empieza a disminuir, hay quienes extrañan esa sensación y desean empezar de nuevo. Es más fuerte el deseo de tener esa sensación que las ganas de seguir con la pareja.

Así pues, la fase de enamoramiento termina, y es que tiene que hacerlo porque antes o después debe volver la realidad. La ilusión de que el otro es perfecto disminuye y es cuando empiezan a “salir sus defectos”. Para una pareja lo más difícil es pasar del enamoramiento al amor. El enamoramiento es infantil y demandante, el amor en cambio es bondadoso y complaciente, es más duradero, más maduro y agradable. Y no tiene porqué ser aburrido. El enamoramiento, digamos que te quita cosas, porque solo puedes estar pendiente de tu pareja, y así no se puede estar siempre.

El amor no es que venga precisamente de lo mejor que hace cada uno para alimentarlo. El simple hecho de sentirse atraído por una persona es suficiente motivo para que haya una relación. El secreto está en saber distinguir hasta qué punto es un simple calentón. Hay que saber distinguir, aunque el sexo vaya muy bien, no significa que se tenga que enamorar de esa persona. Las mujeres suelen ser más realistas y saben ver cuando una relación no va. Sin embargo los hombres cuando terminan con su pareja, empiezan una nueva relación y se arrepienten cuando tienen problemas.

Otro elemento que puede romper la pareja suele ser la llegada de un hijo. Es evidente que con la llegada de un hijo cambia todo, y lo primero que cambia es el tiempo que se le dedica a la pareja, la intimidad. Hay muchos padres que el triángulo que se forma no lo aceptan. Y es que el triángulo es lo que impulsa el amor y la vida, ya sea un hijo, el trabajo, las amistades… Amar a alguien conlleva aceptar que hay más que dicha persona.

De todas formas, el final del amor no lleva siempre a la ruptura de la pareja. Seguro que muchas personas darían lo que sea por una pastilla que les desenamore. Cuando se está enamorado de alguien que no le conviene, cuando esa persona es infiel, cuando ves que tu relación no tiene futuro. Algunas personas lo que hacen es intentar olvidar y para ello buscan el amor fuera de su relación, pero eso es raro que funcione. “¿Se puede uno desenamorar de manera voluntaria? Sí, pero cuesta mucho trabajo y es muy doloroso

“Yo soy yo, tú eres tú. Si coincidimos será Maravilloso. Si no, no hay nada que hacer”

Vanessa Arjona

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes