Audiocuento. “La princesa busca marido”

¿Cómo saber si seguir o no con tu relación de pareja? En esta ocasión no seré yo quien te lo diga, en esta ocasión no seré yo quien te aconseje… En esta ocasión es el gran Jorge Bucay quien nos deleita con uno de sus maravillosos cuentos…

La princesa busca marido” es un cuento que una amiga me envió justo en el momento que más lo necesitaba, yo aún no conocía a Jorge y llegó a mi vida justo en el momento en que estaba tomando la decisión más dura que he tomado hasta ahora: separarme. Espero, de corazón, que así como a mí me ayudó, también te ayude a ti. Ese es el motivo por el que hoy he decidido compartirlo contigo.

castillo

http://www.ivoox.com/jorge-bucay-cuento-sobre-pareja-nuevo_md_159665_1.mp3″ Ir a descargar

Vanessa Arjona

Anuncios

Crisis de pareja, ¿cómo superarla?

En toda pareja existen las discrepancias, pero hasta cierto punto. Algo muy complicado de superar son las crisis. Sería estupendo poder madurar y crecer juntos, encontrando la mejor manera y la forma más constructiva de hacer las cosas.

Los principales motivos, y más comunes, de peleas de pareja suelen ser los celos, la infidelidad y la irresponsabilidad de los quehaceres. Un novio (o un marido) que no colabora en las tareas del hogar y la crianza de los hijos supone mucha carga para la mujer. Con lo que cualquier mínima cosa, por simple que sea, puede desembocar en pelea. No se puede vivir con tanto estrés y se suele explotar con quien está más cerca, que suele ser la pareja.

crisis-de-pareja-soluciones

“El amor es un punto de acuerdo entre un hombre y una mujer que están en desacuerdo en todo lo demás”

La solución no es callar. Es la manera más negativa y solamente acarrea consecuencias. Pero lo peor es el daño a los hijos: ellos mismos se crearán un rol negativo de las relaciones de pareja que, evidentemente, les afectará en su futuro.

En una buena relación, son los dos quienes ceden y se apoyan mutuamente. Hay que reconocer que cada uno es responsable de su vida y que cada uno debe hacer lo que le corresponde, que las obligaciones si son compartidas, son más llevaderas. Que los hijos son de los dos. Que para que una familia funcione, deben esforzarse los dos. Que si hay respeto y comprensión , los problemas se superan antes de que la solución se pueda escapar de las manos. Que habiendo apoya, voluntad y disposición de parte de los dos, los problemas igual que vienen se va.

responsabilidades-compartidas

“Muchos matrimonios serían felices si tanto el marido como la mujer entendieran que están en el mismo bando”.

Siempre que predomine el amor y los dos tengan los mismos pensamientos y deseos en la vida, es muy bueno pedir ayuda (profesional o familiar) si es necesario para poder poner soluciones. Es muy importante saber que buscar ayuda no es malo, ni mucho menos debe avergonzarnos. Es justo todo lo contrario, hacerlo nos muestra que valoramos mucho nuestra relación. Esta ayuda externa nos puede ayudar a llegar a convenios que beneficien esta parte tan importante nuestra, como lo es la familia.

reconciliación-de-pareja

“Pedir ayuda no tiene nada de vergonzoso, hacerlo es de valientes porque indica que valoramos nuestra relación”

¿Por qué termina el amor?

¿Por qué estás con tu pareja? ¿Qué te une a él? Si la relación terminase, ¿qué pasaría? ¿Tiene él que ver con tu felicidad? Cuando discutís, ¿que ganais? ¿De qué manera le demuestras que le aceptas tal cual es? ¿Podrías hacer algo para mejorar tu relación?

A todos nos gusta amar y sentirnos amados, pero muchas relaciones acaban convirtiéndose en rutina, conflicto y sufrimiento. Aunque haya buenas intenciones, son muy pocas las parejas que consiguen mantener el amor con el paso del tiempo.

¿Porqué las relaciones son tan complicadas? ¿Por qué duelen tanto? ¿Por qué se acaba el amor? Cada vez hay más expertos que aseguran que, aunque te pueda parecer duro, “nunca existió tal amor”, así lo dice la experta Louise L. Hay, autora de Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti. “Si bien al principio lo confundimos con el enamoramiento, más adelante volvemos a equivocarnos, creyendo que el amor es el sentimiento amoroso“, confirma.

amor-terminado

Para que una pareja se rompa hay muchos motivos: “ya no le quiero”, “me ha sido infiel”, “no estoy enamorado”, etc. Pero lo más frecuente es que al menos para uno de los dos, el amor ha terminado.

Toda relación tiene distintas fases. En este caso hablaremos del enamoramiento y el amor:En la fase de enamoramiento destaca la pasión, sentimos que somos plenamente felices gracias a la otra persona, tenemos ganas de estar siempre en su compañía… Pero enamorarse es “disfrazar al otro con lo que nosotros necesitamos”… Y eso es un engaño para nosotros, y para el otro una exigencia abusiva.

Aunque también hay que decir que no hay duda de que enamorarse sienta de maravilla. Cuando nos enamoramos nuestro organismo segrega más adrenalina y noradrenalina, cosa que puede durar como mucho dos o tres años. En cuanto el “subidón hormonal” empieza a disminuir, hay quienes extrañan esa sensación y desean empezar de nuevo. Es más fuerte el deseo de tener esa sensación que las ganas de seguir con la pareja.

Así pues, la fase de enamoramiento termina, y es que tiene que hacerlo porque antes o después debe volver la realidad. La ilusión de que el otro es perfecto disminuye y es cuando empiezan a “salir sus defectos”. Para una pareja lo más difícil es pasar del enamoramiento al amor. El enamoramiento es infantil y demandante, el amor en cambio es bondadoso y complaciente, es más duradero, más maduro y agradable. Y no tiene porqué ser aburrido. El enamoramiento, digamos que te quita cosas, porque solo puedes estar pendiente de tu pareja, y así no se puede estar siempre.

El amor no es que venga precisamente de lo mejor que hace cada uno para alimentarlo. El simple hecho de sentirse atraído por una persona es suficiente motivo para que haya una relación. El secreto está en saber distinguir hasta qué punto es un simple calentón. Hay que saber distinguir, aunque el sexo vaya muy bien, no significa que se tenga que enamorar de esa persona. Las mujeres suelen ser más realistas y saben ver cuando una relación no va. Sin embargo los hombres cuando terminan con su pareja, empiezan una nueva relación y se arrepienten cuando tienen problemas.

Otro elemento que puede romper la pareja suele ser la llegada de un hijo. Es evidente que con la llegada de un hijo cambia todo, y lo primero que cambia es el tiempo que se le dedica a la pareja, la intimidad. Hay muchos padres que el triángulo que se forma no lo aceptan. Y es que el triángulo es lo que impulsa el amor y la vida, ya sea un hijo, el trabajo, las amistades… Amar a alguien conlleva aceptar que hay más que dicha persona.

De todas formas, el final del amor no lleva siempre a la ruptura de la pareja. Seguro que muchas personas darían lo que sea por una pastilla que les desenamore. Cuando se está enamorado de alguien que no le conviene, cuando esa persona es infiel, cuando ves que tu relación no tiene futuro. Algunas personas lo que hacen es intentar olvidar y para ello buscan el amor fuera de su relación, pero eso es raro que funcione. “¿Se puede uno desenamorar de manera voluntaria? Sí, pero cuesta mucho trabajo y es muy doloroso

“Yo soy yo, tú eres tú. Si coincidimos será Maravilloso. Si no, no hay nada que hacer”

Vanessa Arjona

Sobre el amor

Estos días alguien me dio un discurso, mejor dicho, me enseñó algo.

Mi amiga y yo estábamos sentadas en el borde de la piscina y cogió un poco de agua con su mano, la puso frente a mi y dijo: “¿ves este agua que tengo en mi mano? Representa el amor”. Continuó diciendo: “El tiempo que tengas tu mano abierta, cuidadosamente, el agua permanecerá ahí. Pero si intentas cerrar los dedos, poseerla y envolverla se derramará por las ranuras que encuentre. Este es el error más grande que cometemos cuando descubrimos el amor… intentamos poseerlo, y al igual que el agua se escapa entre tus dedos, el amor se va de ti. En el amor no puedes cambiar su naturaleza, debe ser libre. A la gente que quieras, déjales ser libres. Entrega sin esperar recibir. Aconseja pero no des órdenes. Pregunta sin exigir. Aunque pueda parecer fácil, en realidad es una lección que puede llevar toda una vida, y aún así no la terminaríamos de aprender. Ese es el secreto del verdadero amor. Para practicarlo con seguridad, debes ser sincera y no debes esperar nada de las personas que quieres, en cambio debes ser un apoyo incondicional. Dicho de otra manera… la vida no se mide por el número de veces que respiramos, sino por las veces que nos quedamos sin respiración.”

El amor es hermoso!!! Disfrútalo!!!

Vanessa Arjona