¿Por qué termina el amor?

¿Por qué estás con tu pareja? ¿Qué te une a él? Si la relación terminase, ¿qué pasaría? ¿Tiene él que ver con tu felicidad? Cuando discutís, ¿que ganais? ¿De qué manera le demuestras que le aceptas tal cual es? ¿Podrías hacer algo para mejorar tu relación?

A todos nos gusta amar y sentirnos amados, pero muchas relaciones acaban convirtiéndose en rutina, conflicto y sufrimiento. Aunque haya buenas intenciones, son muy pocas las parejas que consiguen mantener el amor con el paso del tiempo.

¿Porqué las relaciones son tan complicadas? ¿Por qué duelen tanto? ¿Por qué se acaba el amor? Cada vez hay más expertos que aseguran que, aunque te pueda parecer duro, “nunca existió tal amor”, así lo dice la experta Louise L. Hay, autora de Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti. “Si bien al principio lo confundimos con el enamoramiento, más adelante volvemos a equivocarnos, creyendo que el amor es el sentimiento amoroso“, confirma.

amor-terminado

Para que una pareja se rompa hay muchos motivos: “ya no le quiero”, “me ha sido infiel”, “no estoy enamorado”, etc. Pero lo más frecuente es que al menos para uno de los dos, el amor ha terminado.

Toda relación tiene distintas fases. En este caso hablaremos del enamoramiento y el amor:En la fase de enamoramiento destaca la pasión, sentimos que somos plenamente felices gracias a la otra persona, tenemos ganas de estar siempre en su compañía… Pero enamorarse es “disfrazar al otro con lo que nosotros necesitamos”… Y eso es un engaño para nosotros, y para el otro una exigencia abusiva.

Aunque también hay que decir que no hay duda de que enamorarse sienta de maravilla. Cuando nos enamoramos nuestro organismo segrega más adrenalina y noradrenalina, cosa que puede durar como mucho dos o tres años. En cuanto el “subidón hormonal” empieza a disminuir, hay quienes extrañan esa sensación y desean empezar de nuevo. Es más fuerte el deseo de tener esa sensación que las ganas de seguir con la pareja.

Así pues, la fase de enamoramiento termina, y es que tiene que hacerlo porque antes o después debe volver la realidad. La ilusión de que el otro es perfecto disminuye y es cuando empiezan a “salir sus defectos”. Para una pareja lo más difícil es pasar del enamoramiento al amor. El enamoramiento es infantil y demandante, el amor en cambio es bondadoso y complaciente, es más duradero, más maduro y agradable. Y no tiene porqué ser aburrido. El enamoramiento, digamos que te quita cosas, porque solo puedes estar pendiente de tu pareja, y así no se puede estar siempre.

El amor no es que venga precisamente de lo mejor que hace cada uno para alimentarlo. El simple hecho de sentirse atraído por una persona es suficiente motivo para que haya una relación. El secreto está en saber distinguir hasta qué punto es un simple calentón. Hay que saber distinguir, aunque el sexo vaya muy bien, no significa que se tenga que enamorar de esa persona. Las mujeres suelen ser más realistas y saben ver cuando una relación no va. Sin embargo los hombres cuando terminan con su pareja, empiezan una nueva relación y se arrepienten cuando tienen problemas.

Otro elemento que puede romper la pareja suele ser la llegada de un hijo. Es evidente que con la llegada de un hijo cambia todo, y lo primero que cambia es el tiempo que se le dedica a la pareja, la intimidad. Hay muchos padres que el triángulo que se forma no lo aceptan. Y es que el triángulo es lo que impulsa el amor y la vida, ya sea un hijo, el trabajo, las amistades… Amar a alguien conlleva aceptar que hay más que dicha persona.

De todas formas, el final del amor no lleva siempre a la ruptura de la pareja. Seguro que muchas personas darían lo que sea por una pastilla que les desenamore. Cuando se está enamorado de alguien que no le conviene, cuando esa persona es infiel, cuando ves que tu relación no tiene futuro. Algunas personas lo que hacen es intentar olvidar y para ello buscan el amor fuera de su relación, pero eso es raro que funcione. “¿Se puede uno desenamorar de manera voluntaria? Sí, pero cuesta mucho trabajo y es muy doloroso

“Yo soy yo, tú eres tú. Si coincidimos será Maravilloso. Si no, no hay nada que hacer”

Vanessa Arjona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: