¿Por qué termina el amor?

¿Por qué estás con tu pareja? ¿Qué te une a él? Si la relación terminase, ¿qué pasaría? ¿Tiene él que ver con tu felicidad? Cuando discutís, ¿que ganais? ¿De qué manera le demuestras que le aceptas tal cual es? ¿Podrías hacer algo para mejorar tu relación?

A todos nos gusta amar y sentirnos amados, pero muchas relaciones acaban convirtiéndose en rutina, conflicto y sufrimiento. Aunque haya buenas intenciones, son muy pocas las parejas que consiguen mantener el amor con el paso del tiempo.

¿Porqué las relaciones son tan complicadas? ¿Por qué duelen tanto? ¿Por qué se acaba el amor? Cada vez hay más expertos que aseguran que, aunque te pueda parecer duro, “nunca existió tal amor”, así lo dice la experta Louise L. Hay, autora de Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti. “Si bien al principio lo confundimos con el enamoramiento, más adelante volvemos a equivocarnos, creyendo que el amor es el sentimiento amoroso“, confirma.

amor-terminado

Para que una pareja se rompa hay muchos motivos: “ya no le quiero”, “me ha sido infiel”, “no estoy enamorado”, etc. Pero lo más frecuente es que al menos para uno de los dos, el amor ha terminado.

Toda relación tiene distintas fases. En este caso hablaremos del enamoramiento y el amor:En la fase de enamoramiento destaca la pasión, sentimos que somos plenamente felices gracias a la otra persona, tenemos ganas de estar siempre en su compañía… Pero enamorarse es “disfrazar al otro con lo que nosotros necesitamos”… Y eso es un engaño para nosotros, y para el otro una exigencia abusiva.

Aunque también hay que decir que no hay duda de que enamorarse sienta de maravilla. Cuando nos enamoramos nuestro organismo segrega más adrenalina y noradrenalina, cosa que puede durar como mucho dos o tres años. En cuanto el “subidón hormonal” empieza a disminuir, hay quienes extrañan esa sensación y desean empezar de nuevo. Es más fuerte el deseo de tener esa sensación que las ganas de seguir con la pareja.

Así pues, la fase de enamoramiento termina, y es que tiene que hacerlo porque antes o después debe volver la realidad. La ilusión de que el otro es perfecto disminuye y es cuando empiezan a “salir sus defectos”. Para una pareja lo más difícil es pasar del enamoramiento al amor. El enamoramiento es infantil y demandante, el amor en cambio es bondadoso y complaciente, es más duradero, más maduro y agradable. Y no tiene porqué ser aburrido. El enamoramiento, digamos que te quita cosas, porque solo puedes estar pendiente de tu pareja, y así no se puede estar siempre.

El amor no es que venga precisamente de lo mejor que hace cada uno para alimentarlo. El simple hecho de sentirse atraído por una persona es suficiente motivo para que haya una relación. El secreto está en saber distinguir hasta qué punto es un simple calentón. Hay que saber distinguir, aunque el sexo vaya muy bien, no significa que se tenga que enamorar de esa persona. Las mujeres suelen ser más realistas y saben ver cuando una relación no va. Sin embargo los hombres cuando terminan con su pareja, empiezan una nueva relación y se arrepienten cuando tienen problemas.

Otro elemento que puede romper la pareja suele ser la llegada de un hijo. Es evidente que con la llegada de un hijo cambia todo, y lo primero que cambia es el tiempo que se le dedica a la pareja, la intimidad. Hay muchos padres que el triángulo que se forma no lo aceptan. Y es que el triángulo es lo que impulsa el amor y la vida, ya sea un hijo, el trabajo, las amistades… Amar a alguien conlleva aceptar que hay más que dicha persona.

De todas formas, el final del amor no lleva siempre a la ruptura de la pareja. Seguro que muchas personas darían lo que sea por una pastilla que les desenamore. Cuando se está enamorado de alguien que no le conviene, cuando esa persona es infiel, cuando ves que tu relación no tiene futuro. Algunas personas lo que hacen es intentar olvidar y para ello buscan el amor fuera de su relación, pero eso es raro que funcione. “¿Se puede uno desenamorar de manera voluntaria? Sí, pero cuesta mucho trabajo y es muy doloroso

“Yo soy yo, tú eres tú. Si coincidimos será Maravilloso. Si no, no hay nada que hacer”

Vanessa Arjona

Anuncios

Crecimiento personal

El crecimiento personal es un plan a largo plazo en el que hay que trabajar constantemente. Es un camino de dolorosas recaídas a la vez de muchos avances positivos. Para que tu camino te resulte mucho más fácil debes tener en cuenta tres elementos importantes.

Conciencia o entendimiento

Observa lo que pasa por tu mente. Fíjate en cuáles son tus preocupaciones y que las origina. Atiende a tus sentimientos y pregúntate por qué los sientes. Es muy importante que te conozcas, obsérvate como si se tratase de otra persona, examínate como si fueras un libro. Contemplate y ‘píllate’ teniendo pensamientos negativos haciendo cosas destructivas. No tienes que hacer nada, ningún cambio, solo observate y observa tu reacción. Cuando el ‘estar pendiente de ti’ se convierta en hábito, los cambios se harán solos.

Hábitos

Hay otra forma de trabajar con tu crecimiento personal y es creando buenos hábitos, tanto mentales como físicos.
Con respecto a tu mente, no la dejes vagando por ahí sin sentido ni rumbo. Piensa que tu cerebro es tu mayor riqueza, así que no lo abandones. Enfócate en planes reales. Concéntrate en leer un buen libro, trágate un buen documental. Intenta tener conversaciones interesantes.
Y con respecto a tu cuerpo, tampoco lo dejes tirado enfrente de la televisión. Levántate del sillón y ve a dar un paseo, haz que te dé el aire.

desarrollo-personal
Herramientas

Lo tercero que tendrías que hacer sería utilizar herramientas para sanear tu mente y tu espíritu, te doy unos ejemplos:
– Técnicas de relajación: Cierra tus ojos, toma aire por la nariz contando lentamente hasta 5, mantenlo 3 segundos y expúlsalo por la boca contando hasta 5. Repítelo unas cinco o seis veces. En seguida notarás una tremenda calma interior.

– Técnicas de autoprogramación: A continuación te ofrezco algunas afirmaciones. Escríbelas en tarjetitas y llévalas siempre contigo, cuando te veas en la necesidad, sácalas y léelas; repítelas mentalmente. Te sentirás mejor y verás que tu vida cambia positivamente.

“Hoy todo va a salirme bien, voy a ser feliz”.
“Me gusta existir”.
“Me llevo bien con el mundo”.
“Mi vida tiene sentido”.

– Lecturas positivas: Afortunadamente existen muchos libros de autoayuda y motivación en los que puedes encontrar consejos, cursos y muchas técnicas para tu desarrollo emocional.

Utiliza estos tres elementos que te ofrezco para tu crecimiento personal. Trabaja poco a poco y verás que en poco tiempo vas a ser esa persona que tanto deseas ser.

Vanessa Arjona

Siempre habrá nuevas personas

Siempre que termina una relación amorosa nos suelen abordar pensamientos catastróficos como: “nunca voy a encontrar pareja, no soy lo suficiente interesante como para gustarle a alguien, soy feo/a…” y todos los pensamientos negativos sobre lo que valemos; nos vemos discapacitados y pensamos que ya nunca vamos a ser felices “¿quién me va a querer?” pensamos. Y nos ahogamos en pensamientos negativos atormentándonos, a veces por mucho tiempo.

Entonces la vida siempre nos pone delante nuevas personas e historias que, si queremos, podemos vivir. Yo pienso que no hay nada peor que pensar que tal persona “es el amor de mi vida y sin él / ella no sería feliz”.

Esa romántica idea que tenemos de que encontraremos una persona y que solamente esa persona nos hará feliz, es tan frecuente como falsa.

Y justamente, si algo bueno tiene la vida es que nos podemos volver a enamorar, aunque hayamos salido “destrozados” de la anterior relación, eso nos dolerá un tiempo pero si le ponemos ganas seguro que encontramos a otra persona que nos llenará nuevamente y con la que podremos tener una relación. El único secreto es concedérselo.

nuevas_ relaciones
Pero eso no quiere decir que hay que salir inmediatamente a buscar una nueva pareja, sino que lo primero que hay que hacer es darse tiempo para uno mismo y convencerse de que no hay nadie insustituible porque siempre hay personas que merecen la pena.

Aumentar la pérdida, irremediablemente lleva a sentirse peor. Se puede vivir perfectamente sin el otro. Hay que ser realistas, nadie muere por nadie, afortunadamente. El amor duele, sí, pero no por ello hay que hacer un drama; y lo mismo que con todos los sufrimientos que tenemos que pasar en la vida, hemos de aprender. Creo que es mejor pensar: “¿por qué seguir con alguien que no me quiere?

Endereza tus esfuerzos. La realidad no es que seas menos guapo o inteligente, la realidad es que esa persona no te quiere bastante o por lo menos no lo suficiente como a tí te gustaría que te quisieran. Así que déjale ir y prepárate para seguir adelante y estar atento a lo que la vida nos pone delante. Porque cada día nos pone nuevas personas y situaciones. Deja de quejarte y castigarte con ideas disparatadas. Piensa que siempre habrá una persona que te llene, te guste y de la que te enamorarás. Pero para eso tienes que darte permiso a tí mismo.

Hay personas que llegan a ti y mejoran tu vida. También hay otras que cuando se van la mejoran aún más“.

Vanessa Arjona

2013 un año de nuevas oportunidades

Desde tiempos muy remotos se ha dicho eso de: “Año Nuevo, vida nueva”.

Acostumbradamente, entre el final y el comienzo de un nuevo año, nos planteamos propósitos y retos para el año que está por entrar. Retos y propósitos que pensamos cumplir a rajatabla, queriendo con ello que el nuevo año nos traiga grandes cambios positivos.

365 dias 365 oportunidades
Cada año la vida nos ofrece una nueva oportunidad de poder tener una nueva vida o una nueva forma de vivir nuestra vida.

Para mí, el Año Nuevo significa dejar atrás todo el estrés mental, las emociones negativas, las historias pasadas y todo lo que me haga infeliz, de manera que pueda convertirme en una nueva persona con una nueva vida. Como dije en el artículo “La Navidad” el hecho de que un año termine no quiere decir que se acabe la vida, sino que empieza una nueva. Es un “nacimiento”.

El Año Nuevo me aporta energía nueva y una mente positiva, esa es la esencia del Año Nuevo. A mi parecer, con la entrada del nuevo año hemos de convertirnos en nuevas personas que…   seguir leyendo.