La margarita

De pronto me vi sorprendida por mi misma. Estaba, nerviosa, arrancándole pétalos a una flor… una pobre margarita.

me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere...” repetía de manera casi convulsiva.

Al final… quedaba un sólo pétalo que decía !!!

La imagen era alucinante… me encontraba yo misma, conociéndome, pero TAN FELIZ…

Evidentemente la pobre margarita no hablaba de amor, pero ese “” significaba una inyección de ánimo que hace tiempo necesitaba.

La experiencia me gustó. Ahora lo haré con más frecuencia.

Cuando tenga dudas… DESHOJARÉ LA MARGARITA.

Dudamos muchas veces y sólo esa duda ya nos hace daño.

En casos así, una forma bonita para salir de dudas, sería deshojar una margarita.

Ahora os dejo una canción… que dice lo contrario, pero como me gusta, la pongo  😉

Besos y saludos!!

Vanessa Arjona

http://www.youtube.com/watch?v=dZUgWfPM1YI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: