Educar en solitario

Últimamente las familias monoparentales están a la orden del día. Son fruto, generalmente, de matrimonios rotos y las madres – que suelen ser quienes se quedan la custodia de los pequeños – deciden cuidarles y educarles solas… Tarea difícil, sinceramente.

Muchos progenitores se ven en la situación de enfrentarse solos a la crianza y educación de sus hijos, cosa que no han elegido. Viudos y divorciados. Aunque también hay quien lo elije así, generalmente mujeres. Pero todos tienen las mismas dudas, no saben si lo están haciendo bien, si están a la altura, si ejercen bien la tarea de padre y madre a la vez, cosa totalmente equivocada, es imposible ejercer a la vez la doble tarea. Se sienten culpables, culpables de no poder ofrecer a sus hijos una familia unida y feliz. También sienten preocupación, por el resultado de la falta del otro progenitor, y achacan los problemas que los pequeños puedan tener a la situación. Educar y cuidar solo a los hijos lo han hecho a lo largo de la historia muchas mujeres y algunos hombres, no es una tarea nada fácil, pero tampoco es negativo.

Es imposible reemplazar al padre o la madre que no está aunque sí se puede sustituir. Por ejemplo, si la madre – que como antes he mencionado, se suele quedar con la custodia de los niños – empieza una nueva relación con otro hombre, este pasa a sustituir la figura del padre, pero no debería reemplazarlo aunque no tenga relación con ellos. Habría que puntualizar que no debemos actuar como la otra persona a la que se está sustituyendo. Debemos actuar siendo siempre nosotros mismos, no como si fuésemos otra persona. De no ser así se corre el peligro de perder en lugar de ganar.

educar en solitario

En el caso de madres solteras – mujeres que han decidido tener hijos solas – hay , además de los habituales que ya hemos mencionado anteriormente, otros problemas. En estos casos los niños reciben demasiado afecto, la madre suele volcarse completamente en su hijo. Y esto suele crear una gran dependencia por parte del niño, en estos casos lo mejor que se puede hacer es procurar que el niño tenga relación con otras personas, que no sea la presencia de la madre la única que tenga. Ya sean abuelos, vecinos… Aunque lo mejor sería con niños de su edad ya sea en la guardería o en el parque. Lo importante es que en la vida del pequeño haya otras personas ya que esto podría perjudicar el desarrollo psicológico de los dos.

De cualquier manera, el que un niño viva sólo con uno de sus padres no tendría por qué ser un problema. No tiene por qué haber falta en su educación ni en su vida en general, lo realmente importante es que la persona que se encarga de su crianza haga buen uso de la palabra, igual que sucede en las familias clásicas.

Cuando tiene que decidir el corazón es mejor que decida la cabeza.

Vanessa Arjona

Agradecimientos a iMprove (publicar en iphone). Para mas información sobre desarrollo personal ver las aplicaciones iphone de iMprove

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: